LO ÚLTIMO

miércoles, 18 de enero de 2017

Según Icontainers "Los Transitarios pueden beneficiarse de la asociación entre Maersk y Alibaba"


A juicio de la empresa transitaria online, ésta es la primera de otras muchas operaciones de colaboración entre compañías navieras y empresas de comercio electrónico, e ilustra una nueva manera de trabajar en el sector del transporte marítimo que terminará por generalizarse.



iContainers, la transitaria 100% online, asegura que la reciente alianza firmada entre Maersk y Alibaba, que entró en vigor el pasado 22 de diciembre y que permite a la naviera ofertar sus espacios de carga directamente en la plataforma digital del gigante chino de la distribución, podrá generar beneficios para el sector transitario, en contra de lo que algunas fuentes de esta industria se han apresurado a expresar. A juicio de la empresa, los transitarios proporcionan una gama de servicios mucho más amplia que la que están en disposición de ofrecer las empresas navieras, como aduanas, almacenaje y distribución, y más ajustada a sus necesidades reales.

El cofundador y director general de iContainers en Estados Unidos, Carlos Hernández, asegura que “las navieras todavía necesitan a los transitarios porque son sus clientes más importantes. Asimismo, si optasen por la estrategia de vender directamente sus espacios a PYMES, deberían cambiar su modo de trabajar y ampliar su gama de servicios incluyendo el transporte terrestre, las aduanas y el seguro. Los transitarios en general y los online en concreto usamos la tecnología para ofrecer un servicio integral con una aproximación al cliente. Las navieras pueden llegar a ello pero necesitarán no solo usar la tecnología, sino cambiar parte de sus procesos. Asimismo, el mercado es enorme y la colaboración entre los diferentes actores puede mejorar la eficiencia del sector en general”.

Debilidad del servicio

Carlos Hernández cree que una de las principales debilidades del servicio ofertado por Maersk y Alibaba, que se presentado al mercado dentro de OneTouch, y que permite a los cargadores chinos realizar reservas de envío online desde la plataforma de Alibaba, radica en la obligación impuesta de pagar por adelantado un depósito para asegurar el precio de la carga si no se incluye una oferta integral de servicios que incorpore transporte terrestre, aduanas y ciertas garantías en el proceso de booking.

“Creo que éste va a ser uno de los aspectos más difíciles de entender por el mercado. Es posible que las pymes transijan con esta obligación para asegurarse el espacio, pero difícilmente lo harán los clientes más grandes, sencillamente porque no están acostumbrados a trabajar así si no se les incluye un servicio integral y el éste es excelente. Cuando a alguien se le exige un pago por adelantado tiene que haber también un beneficio a cambio en la gestión del servicio integral”, comenta el cofundador de iContainers.

Nueva era digital en el sector marítimo

La asociación entre Maersk y Alibaba es el más reciente movimiento de una larga lista de cambios que ha experimentado la industria del transporte marítimo en el último año, y de alguna manera indica el avance hacia la era digital de la industria logística y el comercio electrónico. Baste recordar que la propia Amazon, en marzo de 2016, se registró en China para funcionar como un transitario, y que incluso ha alquilado aviones para gestionar sus propios envíos en Estados Unidos.

“La operación de Maersk tiene por objetivo focalizarse en las pequeñas y medianas empresas que antes no estaban en su foco, y ganar con ello eficiencia, lograr más volumen y reducir sus costes operativos, y todo ello como respuesta a la sobrecapacidad de mercado existente”, explica Carlos Hernández.

A su juicio, ésta será la primera de otras muchas operaciones de acercamiento y colaboración que veremos en adelante entre compañías navieras y empresas de comercio electrónico, e ilustra una nueva manera de trabajar en el sector del transporte marítimo que terminará por generalizarse. “En el último año, hemos visto cómo la tecnología entraba en la industria naviera a un ritmo creciente, y es cuestión de tiempo que todo el mundo empiece a confiar en la tecnología para abordar el mercado”, apunta Carlos Hernández, quien subraya además que los movimientos del mercado están dando la razón a la estrategia y modelo empresarial de iContainers, en la medida en que proporcionan a los clientes una solución que les ayuda a cotizar y reservar al instante y seguir y rastrear la carga ellos mismos. “El siguiente paso será poder ofrecer servicios puerta a puerta para que la logística se asemeje cada vez más a los servicios de Courier. Aun quedan muchos pasos que dar tanto a nivel tecnológico como de servicio, pero en iContainers ya tenemos varios ejemplos entre diversos mercados que demuestran que es posible”, opine Carlos Hernández.

OneTouch, Alibaba y Maersk

OneTouch es un proveedor de servicios de importación y exportación afiliado de Alibaba, adquirido por el distribuir chino en 2010. Desde entonces, ha sido la unidad de más rápido crecimiento de Alibaba en su división B2B.

Alibaba superó el pasado mes de abril a Walmart para convertirse en la plataforma comercial más grande del mundo, con unos ingresos próximos a los 16.000 millones de dólares en su ejercicio de 2016, cerrado en marzo. Asimismo, en los últimos años ha cerrado numerosas operaciones en el sector logístico, con la compra de almacenes y participaciones en empresa de correos y paquetería.

En cuanto a Maersk, esta operación representa un paso más de su estrategia para combatir la crisis económica. Después del colapso de Hanjin Shipping, Maersk anunció su reorientación hacia las adquisiciones de empresas en vez de optar por en el encargo de nuevos buques. A finales de 2016, anunció la adquisición de Hamburg Süd, y junto con su socio MSC 2M, participó en una operación estratégica con la HMM de Corea del Sur.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...