LO ÚLTIMO

lunes, 20 de febrero de 2017

La empresa de venta on-line Ostermann apuesta por UniCarriers


33 carretillas aseguran el servicio de entrega en 24 horas

Rudolf Ostermann GmbH procesa hasta 3000 pedidos al día en su almacén de distribución situado en Bocholt (Alemania). Esto convierte esta mediana empresa en líder Europea de venta on-line de canteados y adhesivos. Su éxito se debe en parte a una marcada orientación al servicio: Ostermann garantiza a sus clientes que todos los pedidos realizados antes de las 16:00 h se procesan y envían ese mismo día. Para que esto sea posible, la empresa apuesta por una flota de carretillas de alto rendimiento. Gracias a la utilización de 33 equipos UniCarriers es posible recoger los pedidos con rapidez y cargarlos puntualmente en los camiones. El año pasado, la empresa de venta a distancia cerró un contrato de full-service para toda su flota. Este contrato incluye el mantenimiento preventivo, las inspecciones de prevención de accidentes y el suministro de piezas de recambio. Ostermann obtiene así una alta disponibilidad de las carretillas con unos costes planificables. 


 
En Rudolf Ostermann todo gira en torno a los acabados (cintas de cantear y perfiles de aluminio). En su centro logístico, que cuenta con una superficie de 14 000 m2, las cintas de cantear se almacenan en rollos — junto a otros artículos como perfiles, elementos decorativos, puertas correderas o persianas — en una gran variedad de anchos, colores y acabados. Los clientes son carpinteros y fabricantes de muebles de toda Europa.

Ostermann procesa hasta 3000 pedidos diarios para sus alrededor de 30 000 clientes. Durante la recogida de pedidos, los 45 conductores de carretilla realizan unas 4500 maniobras de recolección al día. La base para conseguir este rendimiento es una flota de carretillas potente y eficaz.

31 equipos de almacén y dos carretillas elevadoras contrapesadas de UniCarriers facilitan a los trabajadores sus tareas diarias. «Debido a que únicamente recogemos los pedidos de manera manual, todo el proceso logístico depende del funcionamiento perfecto de las carretillas», explica Christof Wauters, jefe de logística y gestión de materiales en Ostermann. «Por este motivo, nuestras exigencias respecto a los proveedores de vehículos industriales son máximas. UniCarriers no solo nos ofrece una relación precio-rendimiento convincente, sino también un concepto de servicio totalmente adaptado a nuestras necesidades». Durante los años que llevamos colaborando, el especialista en cintas de cantear también ha entrado en contacto con otros proveedores del mercado, pero al final siempre ha vuelto a decantarse por Atlet, ahora UniCarriers.

Las carretillas como eje central de la logística

Excepto en el almacén de estanterías elevadas (AEE) completamente automatizado, que se utiliza como almacén de existencias y está equipado con dos transelevadores, los vehículos industriales se desplazan por todas las áreas del centro de distribución. La parte fundamental de la logística es el almacén de recogida de pedidos, con un total de 12 000 espacios para palés. Cuando se necesita reaprovisionamiento se recurre a ocho carretillas retráctiles UniCarriers TERGO de los tipos UND y UMS con capacidades de carga máx. 2000 kg. Recogen los palés en la pasarela de expedición del AEE y se almacenan en la posición asignada en uno de los seis niveles de las estanterías. La recogida de pedidos en el almacén de palés, compuesto por 15 pasillos, está gestionada por 17 operarios de carretillas recogepedidos del tipo OPS 100. Los conductores de carretilla agrupan en una única operación entre uno y ocho pedidos de clientes. Para ello se elevan con los equipos recogepedidos a alturas de hasta 8 metros. Para cargas largas, como puertas correderas o sistemas de persianas, Ostermann dispone de un área propia en el almacén. Los artículos con una longitud de máximo 6 m suponen aprox. el 10-15 % del volumen de ventas y se aprovisionan en estanterías móviles. Para transportarlos de manera segura y cómoda se utiliza una carretilla cuatro caminos de tipo TERGO UFW. El equipo cuenta de serie con una función hidráulica para abrir las horquillas, de tal forma que se puedan levantar y transportar productos con diferentes medidas. Las estanterías móviles se desplazan para que las carretillas puedan entrar por los pasillos. En la zona de envíos, cinco apiladores con asiento transversal del tipo ERGO XJN 100 facilitan la manipulación. El proceso logístico interno finaliza con dos carretillas contrapesadas eléctricas de los tipos QX2 y TX3 que cargan los palés con los paquetes listos para el envío en los camiones.

La rapidez como característica distintiva

Un punto importante de la filosofía empresarial de Ostermann es la marcada orientación al cliente: además del suministro, bajo petición, de cintas de cantear con longitudes reducidas o en lotes pequeños, la disposición hacia el cliente se refleja en la rapidez de la tramitación de los pedidos. Como parte de su servicio de entrega en 24 horas, la empresa garantiza que los pedidos se entregan antes de 16:00 h del día siguiente. La capacidad para realizar entregas de este servicio «just in time» es del 97 %. «En ocasiones, entre la entrada del pedido y el envío ha transcurrido únicamente una hora, ya que el transportista espera, a ser cargado, como mucho hasta las 17:15», explica Christof Wauters. «Es el momento de máxima actividad en el almacén. Y solo puede funcionar si todos los procesos están sincronizados a la perfección». El rendimiento y la disponibilidad de la flota son factores decisivos para que el material fluya de manera eficiente. La mayoría de equipos están activos durante todo el turno, y alcanzan una velocidad de hasta 14 km/h en el transporte interno. Para evitar accidentes se aplican exigentes estándares de seguridad. Los equipos TERGO cumplen con las elevadas exigencias del transporte intensivo de mercancías gracias a una gran estabilidad en la conducción, buena visibilidad panorámica y la función de inclinación del mástil. La empresa de venta on-line ahorra además un tiempo muy valioso gracias a los prolongados tiempos de autonomía de las baterías de los equipos eléctricos, que funcionan durante un turno completo sin necesidad de realizar recargas intermedias.

Full- service para un rendimiento máximo

Para optimizar aún más la utilización de los equipos, Ostermann firmó el año pasado un contrato de full-service para toda su flota. Como parte del servicio se realizan las tareas de mantenimiento generales, entre las que se incluyen las inspecciones anuales de prevención de accidentes, el suministro de piezas de recambio y la sustitución de piezas de desgaste según las necesidades. «El contrato nos simplifica la gestión de la flota», aclara Christof Wauters. «Antes teníamos que coordinar diferentes proveedores para la asistencia, el mantenimiento y el suministro de piezas de repuesto. Actualmente todo se realiza de manera central a través de UniCarriers. Gracias a una cuota fija de mantenimiento, nuestros costes son además más transparentes y planificables». Como parte del contrato de servicio, Ostermann abona una tasa mensual por equipo, que se calcula en base a la antigüedad e intensidad de utilización del vehículo industrial. Dependiendo de las horas de funcionamiento también es posible comparar si una carretilla se utiliza con demasiada intensidad o poca frecuencia. El objetivo es mantener el número de horas de utilización de todas las carretillas a un nivel similar para evitar que algunos equipos sufran un desgaste prematuro.

Otra de las ventajas del paquete "todo incluido» son los breves tiempos de reacción en caso de requerir asistencia. Si una carretilla sufre una avería o se requiere una pieza de repuesto, un técnico de UniCarriers llegará en cuestión de horas al lugar correspondiente. Dependiendo de la urgencia, las reparaciones se realizan en el mismo día, lo que minimiza las interrupciones en la flota. Además de los equipos, los conductores de las carretillas juegan un papel esencial para conseguir funcionar a pleno rendimiento. "Otorgamos un gran valor al bienestar de los empleados", explica Christof Wauters. "Para minimizar el esfuerzo hemos reducido, por ejemplo, el peso máximo por paquete a 30 kg y, de la misma manera, buscamos la comodidad en las carretillas. Al fin y al cabo, los conductores pasan aquí toda su jornada". Por este motivo, una ventaja adicional de los equipos UniCarriers son sus elevados estándares para la ergonomía. Los conductores personalizan los equipos, ajustando de manera individual parámetros importantes como la posición de los apoyabrazos y el respaldo, el asiento y el suelo. Esto no solo ayuda a reducir al máximo los niveles de esfuerzo físico durante un turno de ocho horas, sino que también genera un entorno laboral familiar en caso de que un trabajador deba trabajar con otro equipo diferente al habitual.

Resultados

Para Ostermann, la marcada orientación al cliente y los breves plazos de entrega son vitales: esta mediana empresa ha duplicado en los últimos diez años su capacidad en el almacén y, consecuentemente, también su facturación externa. La estrecha relación con UniCarriers permite a la empresa adaptar a corto plazo el número de equipos de acuerdo con el volumen de pedidos. Además, la renovación constante de la flota está garantizada gracias a la sustitución regular de vehículos antiguos por otros nuevos. Como consecuencia, Ostermann se beneficia de una flota siempre actual y en línea con las últimas novedades tecnológicas que ofrece un rendimiento máximo en la actividad diaria. Con la experiencia positiva del almacén central de Bocholt como punto de partida, la empresa de venta distancia ha ampliado la colaboración con UniCarriers a seis sucursales en el extranjero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...